SACO TERMICO

by Bego

Los sacos térmicos son un estupendo remedio natural para tratar los dolores musculares ya que ayudan a disminuir la inflamación y por tanto calma el dolor.

Estos sacos se pueden rellenar de muchos tipos de semillas, pero los mas utilizados son maíz, arroz o garbanzos y les podemos añadir hierbas aromáticas lo que les dará un olor muy agradable.

La terapia puede ser en frío o en caliente dependiendo del motivo de la aplicación.

En caliente: Dolores musculares, contractura, tortícolis, lumbago, cólicos, dolores menstruales…

En frío: Lesiones deportivas, artritis,  tendinitis, dolores de cabeza, migrañas, inflamaciones tobillos…

¿Como se calienta y como se enfría el saco térmico?

En caliente: introducir el saco térmico  envuelto sobre si mismo en el micro-ondas a máxima temperatura durante 3 minutos. También puedes calentarlo en el horno a 180º durante media hora.

En frío: introducir el saco térmico en el congelador envuelto en una bolsa de plástico durante media hora.

Material necesario:

  • tela de algodón 100%
  • aguja de coser
  • hilo de coser
  • alguna cinta decorativa si os gusta
  • tijera
  • y las semillas y las hierbas aromáticas que queráis introducirle.

La confección de estos “complementos” para casa es muy sencilla. Cortar un trozo de tela de algodón.

Y coser haciendo un saco excepto por un lado para poder introducir las semillas y las aromáticas. Una vez  dentro cerrar la bolsa.

Lo ideal es coserlo con máquina de coser, pero si no tenéis, coserlo muy bien para que no se caigan las semillas. Y no lo carguéis demasiado ya que el saco no puede quedar duro, porque se tiene que adaptar a la parte del cuerpo que queramos tratar.

 

Espero que os guste y gracias por estar ahí.

Leave a Comment